“El análisis DAFO, una herramienta eficiente para desarrollar la estrategia de la empresa”

Para planificar el desarrollo próspero de una entidad, debemos partir de la identificación de nuestro punto de partida, siendo el análisis DAFO una de las herramientas más efectivas para conseguirlo. Este análisis nos permite palpar la situación real que enfrenta la organización y permite que nos percatemos de las amenazas que enfrentamos, así como de las oportunidades tangibles que muchas veces no identificamos.

Entre las principales debilidades que identificamos en los proyectos emprendedores que recibimos día a día, tiene que ver con el análisis DAFO. Por lo que aprovechamos este espacio para cubrir algunas de las principales dudas que nos transmiten frecuentemente.

Las siglas DAFO hacen referencia a los conceptos “Debilidades”, “Amenazas”, “Fortalezas” y “Oportunidades”. Las debilidades y fortalezas están vinculadas al sector interno de la empresa, sobre todo mezcladas a los recursos y capacidades de la entidad. Dentro de los principales elementos a tener en cuenta para el desarrollo de estos apartados están; el proceso de producción, financiación, Marketing entre otros generales de la organización, siempre y cuando estén expresados en función del ámbito interno.

En el caso de las amenazas y oportunidades, se derivan de la cara externa de la empresa. Es de suma importancia tener bien identificado estos aspectos ya que nos permite aprovechar estos elementos y anticiparnos ante dichas amenazas. En este proceso juega un importante roll la flexibilidad adquirida por la empresa.

A continuación haré referencia a un texto de Sergi Maeto, quien nos aporta algunas claves a tener en cuenta mientras desarrollamos un análisis de este tipo.

– Debilidades: También llamadas puntos débiles. Son aspectos que limitan o reducen la capacidad de desarrollo efectivo de la estrategia de la empresa, constituyen una amenaza para la organización y deben, por tanto, ser reconocidas, controladas y superadas.¿Qué se puede mejorar?¿Que se debería evitar?
¿Qué percibe la gente del mercado como una debilidad?
¿Qué factores reducen las ventas o el éxito del proyecto?

– Fortalezas: También llamadas puntos fuertes. Son capacidades, recursos, posiciones alcanzadas y, consecuentemente, ventajas competitivas que deben y pueden servir para explotar oportunidades.
¿Qué ventajas tiene la empresa?
¿Qué hace la empresa mejor que cualquier otra?
¿A qué recursos de bajo coste o de manera única se tiene acceso?
¿Qué percibe la gente del mercado como una fortaleza?
¿Qué elementos facilitan obtener una venta?

– Amenazas: Se define como toda fuerza del entorno que puede impedir la implantación de una estrategia, o bien reducir su efectividad, o incrementar los riesgos de la misma, o los recursos que se requieren para su implantación, o bien reducir los ingresos esperados o su rentabilidad
¿A qué obstáculos se enfrenta la empresa?
¿Qué están haciendo los competidores?
¿Se tienen problemas de recursos de capital?
¿Puede algunas de las amenazas impedir totalmente la actividad de la empresa?

– Oportunidades: Es todo aquello que pueda suponer una ventaja competitiva para la empresa, o bien representar una posibilidad para mejorar la rentabilidad de la misma o aumentar la cifra de sus negocios con proyección futura.
¿A qué buenas oportunidades se enfrenta la empresa?
¿De qué tendencias del mercado se tiene información?
¿Existe una coyuntura en la economía del país?
¿Qué cambios de tecnología se están presentando en el mercado?
¿Qué cambios en la normatividad legal y/o política se están presentando?
¿Qué cambios en los patrones sociales y de estilos de vida se están presentando?

Desde el Departamento de Análisis de BusinessInFact recomendamos utilizar esta guía a la hora de desarrollar el DAFO y animamos a que otros bloggers se sumen a la iniciativa de aportar sus experiencias, sin dudas, serán muy útiles para los que comienzan sus carreras como emprendedores.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Whatsapp